Blog Viajero

30

Ene
2018
La cúpula
Mar de construcciones de techos terracota

Desde lejos, Florencia aparece como un mar de construcciones de techos terracota en el que se asoma la cúpula que se convirtió hace tiempo en un sinónimo de la ciudad: la de Brunelleschi. Es la corona de la Catedral Santa Maria del Fiore, un edificio construido por los mejores arquitectos renacentistas y cubierto por mármoles de colores. A la cúpula, de 114 metros de altura, se puede acceder a través de estrechas escaleras para disfrutar de las vistas. El conjunto se completa con el Baptisterio di San Giovanni, con las famosas puertas de bronce de Ghiberti; el Campanile di Giotto, de casi 85 metros de altura; la cripta y el museo dell’Opera. La catedral forma parte de la declaración del centro histórico de Florencia como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1982.

Fuente: www.dopazoyravenna.tur.ar
Viaja a Italia a disfrutar de la gastronomía

Grupos ACOMPAÑADOS desde Argentina. El encuentro con las excelencias de la tierra italiana o el mar Tartufo, los vinos Barolo, Barbera y los champán de la zona de Asti y la cocina local con una primera clase …